Lean y VSM

La metodología Lean se aplica en numerosos sectores industriales y ámbitos diversos de producción y laboratorio. Tiene el objetivo de analizar la cadena de flujo de valor para identificar mejoras y aumentar la eficiencia. En un proyecto reciente nos hemos encontrado tras este análisis, con porcentajes de oportunidades de mejora de más del 50%.

El Value Stream Map (VSM) o Mapa de Flujo de Valor es una de sus herramientas principales. Se trata de mapear las actividades que se realizan de principio a final para generar un “producto”. Este “producto” puede ser el resultado de una manufactura (ámbito de producción) o puede ser un resultado analítico (ámbito de Laboratorio o Lean-Lab) o en sentido más genérico el entregable de cualquier actividad.

Al realizar un VSM, se sigue la cadena de transformación del material de entrada en el producto final. Se recoge en cada etapa información clave: tiempo necesario, recursos necesarios, inventarios que se generan, documentación que se genera etc.

El objetivo es distinguir de todo el tiempo y recursos dedicados, qué porcentaje añade valor al producto / resultado y que porcentaje no lo añade, o dicho de otro modo, supone un “desperdicio”.

Los 7 «desperdicios» Lean

El concepto Lean de “desperdicio” o waste incluye los relacionados con el tiempo (esperas, transportes y movimientos innecesarios), con los materiales (sobreprocesamiento, inventario y sobreproducción) y finalmente la producción de material o resultados defectuosos. Todo esto cuando se detecta en el análisis supone actividad sin valor añadido que se puede minimizar/eliminar.

Por tanto, se elaboran dos VSM, el de “estado actual”, y tras analizar las mejoras, el VSM de “estado futuro” que nos daría la foto una vez implementadas estas mejoras.

Otros usos del VSM

El VSM es una herramienta muy potente ya que nos permite obtener una nueva visión del proceso. Muchas veces la rutina no nos deja valorar la posibilidad de realizar las operaciones de un modo diferente. Actualmente la tecnología y la digitalización disponibles ofrecen grandes oportunidades de mejorar la eficiencia.

El VSM , por su utilidad en el análisis en la cadena de flujo de valor, lo estamos utilizando para la definición de URSs en proyectos de nuevos sistemas informatizados y automatización. Es útil en todo aquello que requiera comparar la situación de partida con un estado deseado al que queremos llegar. Esto facilita la definición de funcionalidades con las opciones tecnológicas disponibles y un “road map” claro que nos ayuda a la toma de decisiones.

 

 

Send us mail

1 + 1 = ?